Tel. (57)-7-6190745  |  Cel.3166290591 / 3203430689 / 3152653311 -  |  Santander, Colombia

En el 2019 habrá más de 30.000 subsidios para VIS


Enero 29 de 2019

Este año se iniciaron 204.721 viviendas en el país, de las cuales 109.836 fueron viviendas de interés social (VIS) y el objetivo, en el 2019, es que este segmento mantenga la dinámica.

Así lo anunció el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, quien –además– destacó que para el próximo año se habilitarán 32.330 subsidios del programa Mi Casa Ya, que también respaldarán la compra de vivienda prioritaria (VIP). 

“Para el cuatrienio hablamos de 135.000, en total, en un esfuerzo enfocado a que el costo de la inversión para una familia de escasos recursos sea mínimo”.

Incluso, previendo un entorno más favorable, Coordenada Urbana, área de investigación de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), también anunció que le están apuntando a vender 102.247 unidades de este rango el próximo año, que moverían inversiones por $10,3 billones.

Con base en esto, analistas destacaron la importancia de haber mantenido este programa y sus ayudas complementarias, si se tiene en cuenta que uno de los problemas de los compradores es que no logran el cierre financiero. 

MÁS BENEFICIOS 

Al respecto, Juan Sebastián Pardo, presidente de la entidad financiadora de vivienda Credifamilia, señaló que es muy relevante que el Estado siga apoyando la VIS desde varios frentes porque, efectivamente, una de las dificultades está en lograr los recursos adicionales que requieren para adquirir la oferta disponible.

Según el directivo, desde el punto de vista de la demanda sería difícil comprar sin los subsidios a la cuota inicial y a la tasa de interés que ya existen y que, efectivamente, compensan la situación de las familias con bajos ingresos. 

Pardo también analizó la situación desde la oferta, es decir, desde la construcción misma de las viviendas. “Aquí, igualmente, los beneficios para este mercado (exenciones, etc.) son indispensables, pues es una industria con una operatividad grande y márgenes limitados; no tenerlos desplazaría a los constructores a otros segmentos”, enfatizó el directivo. 

Agregó que también es importante tener en cuenta que ante una eventual ausencia de los beneficios, la rentabilidad del crédito cambiaría y, en consecuencia, las tasas aumentarían. “Afortunadamente, el actual Gobierno mantuvo esas ayudas y, por lo tanto, hay un buen encaje para mejorar la dinámica”, anotó.

En este punto, vale recordar que, por lo menos hasta ahora, lo que quedó en la ley de financiamiento garantiza y mantiene el marco tributario de beneficios para la promoción, la producción, la construcción y la financiación de VIS, lo que –según Camacol– “ubica a la industria en un escenario muy positivo”.

Sobre este tema, la presidenta de la compañía Unifianza, Clemencia Parra, señaló: “Somos conscientes de que hay que estimular el crecimiento de la construcción para la VIS y la vivienda de interés prioritario (VIP), pero también hay que estimular la compraventa de inmuebles de estratos 5 y 6”.

Según la directiva, apostarles a los diferentes segmentos es clave “porque implica una reactivación de la actividad e impulsa la inversión, tras la meta de beneficiar a la mayor cantidad de personas”.

Fuente: www.portafolio.co

©2019 iespaciosysoluciones.com, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co